Jump to content
Sign in to follow this  
Víctor

Kemper Profiling Amplifier 2ª parte

Recommended Posts

Utilizando la unidad

 

 

El KPA incorpora más de 150 plataformas (rigs) individuales, que cubren todo el espectro de sonidos de los amplificadores de renombre producidos a lo largo del tiempo por las grandes marcas del sector, tanto clásicos como modernos. Es capaz de ofrecer varios perfiles de un amplificador concreto, capturados utilizando diferentes micrófonos o ajustados para distintos niveles de ganancia. La mayoría de ellos se entregan en su estado natural y aunque hay una potente selección de sonidos cargada de efectos, en realidad este hecho no es más que una muestra de la confianza de Kemper en la fortaleza y solidez de los perfiles de amplificador que es capaz de conseguir, al punto que no se siente obligado a hacer de cada preset un gran espectáculo de efectos. Y "natural" es sin duda la palabra. Los sonidos que entrega, tanto los limpios como los saturados, son extremadamente convincentes en términos de tono y dinámica. En cualquier caso, es un error pretender esa sensación que se tiene cuando hay un “amplificador en la sala” cuando lo que escuchas proviene de un modelador o de un simulador de amplificador digital. Lo que el KPA ofrece en cambio, es la sensación de que el "amplificador de la habitación de al lado está correctamente microfoneado (miked up)” lo cual es infinitamente más útil en un contexto de grabación. El proceso de perfilado capta sólo una serie de ajustes en el amplificador, pero esto es sólo el punto de partida. La sección de EQ resulta muy eficaz cuando se realizan cambios para adaptarse a, digamos, una guitarra con más o menos brillo y profundizando un poco en los ajustes detallados del amplificador, puedes modificar cosas como el ataque de la púa o las características de la compresión, algo que ningún amplificador físico puede ofrecer. Ajustes extremos, naturalmente, te alejarán más y más del carácter del perfil original. Selecciona un perfil limpio Vox AC30, luego tira de ganancia hasta un 50 por ciento, y lo que obtienes no suena como un AC30 a “toda piña”, sino un sonido algo más “fuzzy”, agresivo y en realidad bastante interesante. Aquí es donde la disponibilidad de varios perfiles se hace patente: el auténtico sonido “drive” del AC30, también ha sido perfilado con variados matices. Pero si todavía deseas lanzarte más a la experimentación, los controles del KPA cubren un rango bastante más amplio que el de cualquier amplificador en el mundo real.

 

En comparación con la lista de perfiles, el menú de efectos es mucho más pequeño, pero sigue siendo bastante completo. En lugar de ofrecer incontables efectos de phaser, Kemper ofrece uno, eso sí, acompañado de la posibilidad de modificar y ajustar un sinnúmero de parámetros. Contiene una amplia selección de pedales “boost”, “overdrive” y “fuzz” maravillosamente modelados y siempre puedes enchufar tu propia unidad de efectos, ampliando los de la propia máquina. Los “delays” estéreo y las “reverbs” son muy buenas, pero están más del lado del brillo propio y característico obtenido en un estudio. La ausencia de una simulación reverb de muelles me pareció extraña. Kemper ha prometido más efectos, pero es que con lo que ofrece ahora mismo, te encuentras con que son pocas las cosas que la sección de efectos no puede hacer. Perfilando (Profiling)

 

 

La creación de un nuevo perfil de amplificador es sorprendentemente sencilla. Una vez que el ampli se ha ajustado y microfoneado a satisfacción para el sonido deseado, el KPA dispara la ejecución de una breve secuencia de pruebas de tono (test tones) y eso es todo: ¡hecho!. Uno de los aspectos más inteligentes del sistema reside en que la guitarra está conectada, a través del KPA, al amplificador a perfilar, permitiendo así tocar a través de él y realizar ajustes en su configuración y en la posición del micrófono. Más importante aún, el KPA te invita activamente a que pases del amplificador al perfil que has creado para que puedas compararlos sobre la marcha. Una vez finalizado este proceso inicial, aún puedes refinar más el perfil obtenido ya que el KPA te permite escuchar el rasgueo de algunos acordes para que realices modificaciones en los ajustes de la distorsión y la dinámica.

 

 

Siguiendo el ejemplo de los sonidos suministrados, he decidido crear dos perfiles del pequeño amplificador de válvulas que a menudo utilizo para grabar, ajustándolo a los "puntos dulces" de sus sonidos limpios y saturados. No sólo me quedé impresionado con la rapidez y facilidad del proceso, sino que una vez obtenido el perfil, éste resultaba literalmente indistinguible del tono microfoneado (miked) previamente. Esto nos lleva a asumir varios hechos incuestionables. Uno, ¡esta tecnología realmente funciona! Dos, ya no sólo por los perfiles que ofrece el KPA o por el amplificador en sí, sino que toda la configuración -amplificador, micrófono, entorno (room) y las restantes características- implican que a mayor esfuerzo que pongas en trabajar la fuente de origen, mayor será la recompensa. Tres, una vez puse ese esfuerzo y capturados esos perfiles, nunca más tendré que tomarme la molestia de tener que microfonear (miking) ese amplificador de nuevo, al menos hasta que quiera un sonido que aún no he perfilado. Pero lo que hace al KPA realmente único es que estos perfiles no se modelan digitalmente presets que he creado y guardado. (these profiles are not digitally modelled presets that I've created and saved¿? No encuentro traducción). Son mis amplificadores, están en mi estudio, microfoneados de la manera que me gusta, y a mi disposición 24 horas al día, siete días a la semana.

 

Puedes compartir tus perfiles en línea y en el tiempo que he pasado con el KPA, he descargado una docena de perfiles enviados por otros. Todos estaban bien, al menos la mitad me fueron útiles y un par de ellos eran muy buenos. La tasa de contenidos generados por los usuarios es realmente un éxito impresionante. Sospecho que algunos de los usuarios guardarán celosamente los tesoros de creación propia, pero la perspectiva de un flujo constante de nuevos perfiles es muy tentadora.

 

 

Conclusión

 

 

Es difícil no sentirse entusiasmado con el “Kemper Profiling Amplifier”. Es cierto que todavía hay mucho por mejorar. Hacer un poco más fácil la navegación por los perfiles y el montaje de plataformas (rigs), mejorar las opciones para utilizar controladores externos y tal vez añadir un par de efectos adicionales. Aun así, el KPA es una herramienta altamente interesante para los guitarristas eléctricos y, sin duda, un nuevo jugador que irrumpe en el sector. Los sonidos de amplificador ofertados generan una impresionante sensación de profundidad, de detalle y de realismo, tanto en términos de tono, como en la forma en que responden a la dinámica de la ejecución. Sin embargo, diría que es la capacidad de crear nuevos perfiles lo que resulta un desafío más emocionante, especialmente si uno no tiene la posibilidad de disponer de una sala insonorizada durante todo el día. Pero si la contratación de un estudio para pasar una jornada entera haciendo perfiles resulta obligada, la perspectiva de tener el conjunto de ajustes de tus amplificadores más idolatrados (y, tal vez, todos los de tus amigos también), tal y como sonarían en realidad, metidos en una caja en tu escritorio y accesibles por el simple accionamiento de un interruptor, es algo que los propietarios de un estudio doméstico deberían considerar seriamente. Lo que es más, la buena voluntad de la comunidad de usuarios, permite conectarlo a cualquier número de perfiles de grandes amplificadores instalados en grandes estudios de todo el mundo. Si Kemper sigue añadiendo nuevos sonidos y ampliando las capacidades del KPA, el límite está en el cielo.

 

http://www.soundonsound.com/sos/apr12/articles/kemper-profiling-amp.htm#Top

 

 

Share this post


Link to post
Share on other sites
Sign in to follow this  

×
×
  • Create New...